¡Atácala!

¡Atácala!

Lo reconozco sin tapujos (como todo en mi vida): tengo celulitis. Sí, estoy delgada, pero desgraciadamente esto no está reñido con la dichosa piel de naranja que nos tortura, sobre todo, cuando llega el ¿temido? destape estival.

Pero como lo mío es ocuparme, que no preocuparme de las cosas, decidí ponerme en manos de mi queridísima beauty advisor, Silvia Oliete del salón de belleza Blauceldona, para probar lo último de la firma Thalgo en tratamientos anticelulíticos: la envoltura con oxígeno concentrado.

Antes de empezar, bebí una mono-dosis de concentrado de melón elaborada para completar y multiplicar la acción del tratamiento Minceur Thalgo. Primer paso: me dejé abrazar por una envoltura única que actúa como una inyección masiva de oxígeno puro. ¿Su objetivo? Corregir la acumulación de grasas. A continuación, Silvia me masajeó el cuerpo con fuerza atacando directamente las zonas más problemáticas. El toque final: un masaje relajante que me ayudó a olvidarme del mundo hasta caer en una dulce somnolencia… ¡que tú también agradecerás!

P.D: Mi puesta a punto para el verano ha acabado justo después de cruzar la meta de mi última maratón de bodas… ¡y con sobresaliente! gracias a este vestido de BCBG MAXAZRIA.

 

Attack it!

I admit it without any shame (just like I do with everything in my life): I have got cellulitis. Yes, I am thin, but unfortunately that doesn’t mean I can avoid that orange peel skin which tortures us, especially, when the dreaded summer comes.

Since I always take care of those things, before getting worried about them, I decided to put myself in the hands of my dear beauty advisor, Silvia Oliete from the beauty salon Blauceldona, so I can try the last product of the firm Thalgo in anti-celulite treatments: a wrapping in concentrated oxygen. 

Before I started, I drank a mono-dose of melon, created to complete and multiply the effect of the Minceur Thalgo treatment. First step: I let myself wrap in a unique wrapping which has the effect of a massive pure oxygen injection. Its objective? Correcting the fat accumulation. Afterwards, Silvia massaged my body with strength, attacking directly the most problematic zones. The finishing touch: a relaxing massage which helped me forget the world and fall in a sweet somnolence… which I’m sure that you would also thank.

P.S: My summer reshaping just finished after crossing the finish line of my last wedding marathon… and quite successfully! Thanks to this BCBG MAXAZRIA dress.

_H8I9390ok

retoque2

retocada_H8I9398ok

_H8I9404ok

Vestido BCBG MAXAZRIA

Fotos/photos Job Vermeulen. 

Maquillaje/make-up Susana Sánchez para Dior y Moroccanoil.

1 Comment
  • Marta

    14 Julio 2014 at 12:24 Responder

    Súper ese vestido!!!!!

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web