MB Fashion Week Madrid

MB Fashion Week Madrid

Ailanto

Ailanto

Soy miembro del jurado L´Oréal Paris de la madrileña Fashion Week, y acabo de retocarme frente al espejo junto a Ana Botella. Las dos nos hemos atusado el pelo. Ella alisándoselo con un cepillo de bolso, y yo cardándomelo con las manos. Es lo que tiene compartir front row con la Alcaldesa de Madrid. Moda y política se dan la mano. Aunque no deberían.

Los diseñadores made in Spain se resisten a arriesgar. Las colecciones comerciales rechazan el espectáculo sobre la pasarela. Yo lo reivindico, porque en España hay mucha aguja con talento.

En la recién bautizada Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, la moda española busca su hueco en el universo fashion internacional. Y lo está consiguiendo.

Con chaleco ibicenco The Rose sobre jersey Sandro, falda Zara, medias Calzedonia, botines Andreas y sombrero de ala ancha Pinko

Wow!

Ailanto me ha robado el alma con su homenaje al movimiento artístico europeo de la Chinoiserie, apostando por motivos orientales en faldas tubo y cortes kimono. Los accesorios se han llevado parte del protagonismo: Tacones años 50 y pendientes a juego con los estampados asiáticos de los vestidos y pantalones pescador. Pido una ovación on line para los gemelos Muñoz. Su sofisticación e ingenio se lo han ganado. Me chifló el detallazo que tuvieron Aitor e Iñaki besando a sus modelos, una por una, antes de abandonar la pasarela.

Aitor me explicó toda la colección minutos antes del desfile.

Plano de la pasarela

Un 10 a la camisa de estilo hawaiano con la que apareció esta top en el fitting de Ailanto

Con Aitor e Iñaki, los dieñadores de Ailanto
Pajaritas, chisteras, fracs, mantillas y muchas transparencias. El próximo invierno, Andrés Sardá (que este año celebra su 50 aniversario) nos hará bailar al ritmo del tango argentino, el charleston y el flamenco. Los volantes, las peinetas y el rojo enfurecido nos lo han chivado.

Poco después, Roberto Toretta daba la campanada con abrigos de pelos tie dye, guantes de piel color cian y pantalones de cuero. La estrella del desfile: Esmoquin negro con solapas azul Klein. Yves Saint Laurent le regalaría su aprobación.
Muchos tildan a Schlesser de aburrido. Yo creo que confunden aburrimiento con sobriedad. Bravo por sus cortes impecables, sus faldas tubo, sus paillettes fucsias, y vestidos laidy. (Antes de continuar escribiéndote en la carpa VIP de L´Oréal Paris-¡GRACIAS a todo su equipo de comunicación y a la agencia Pin Up por tanta profesionalidad y cariño!-voy a repasarme las uñas con la nueva laca de la firma: Green Couture. Este verano la llevarás).
De vuelta a mi exhasperado teclado, te cuento que Miguel Palacio me ha decepcionado. A veces es complicado reinventarse sin perder la identidad. Me hago cargo Miguel. Espero volver a ver esos cinturones joya y abrigos de piel que tanto me gustan en una nueva versión. La creatividad es cosa tuya.

Raya en medio y cola a la altura de la nuca en un recogido perfecto para las modelos de Schlesser

La agencia de maquillaje Cool da los últimos retoques a las tops, antes del desfile de Ángel Schlesser

By Schlesser

By Schlesser

By Schlesser

Con Goyo Acevedo, uno de mis make-up artists preferidos. ¡Gran reencuentro en backstage!

Maquillaje muy 60´s

Recogidos retro para Miguel Palacio

By Miguel Palacio

By Miguel Palacio

¿Qué les pasaba a los tacones de Miguel? La top de la instantánea acabó en el suelo y otras muchas caminaban con dificultad

Llevo más de once horas a pie de pasarela, y aún me espera Lemoniez. A medianoche cojo un vuelo de regreso a Barcelona. Me muerdo el labio y frunzo el entrecejo al pensar en la pasada edición de la Pasarela 080. La ciudad condal necesita olvidar sus complejos y recuperar mi añorada Pasarela Gaudí. Qué tiempos aquellos… cuando los grandes de la moda tomaban Montjuic, y las notas de prensa de los diseñadores se escribían también en castellano.

P.D: Acabo de entregar mis votaciones como jurado del Premio L´Oréal Paris a la mejor colección. Ailanto se lleva un 10. Ninguno suspende, pero hay quien ha estado a punto.
7 Comments
  • BettyBoop!

    4 Febrero 2012 at 12:22 Responder

    … por eso no llevo yo tacones… son unos mataladies!
    Estoy contigo, Ailanto, exquisiito, cuidando hasta el más mínimo detalle.
    Cuando vengas a Chiapas, tendrás que hacer un reportaje fotográfico tan completo como éste… te hartarás de ver colores, mantos, ponchos, hombros al descubierto y… estamos en el 2012, lo maya va a ser tendencia… o por lo menos este año debería tenerlos algo presentes y no sólo por sus especulaciones proféticas… 😉

  • Feleicidades Patricia !!! Uau !! que experiencia…
    Ailanto…único !!

  • joseph

    6 Febrero 2012 at 18:45 Responder

    Yo tambien estoy contigo, bien por Ailanto.respecto al calendario Maya, simplemente dejaron de seguir haciendolo y la ultima fecha fue 2012,para colores los del sur.A la moda Española le falta un toque de seriedad y un mucho de imaginacion y de informacion.

  • taxiglobal

    6 Febrero 2012 at 21:35 Responder

    Patricia, hay algo que me mata de curiosidad, en la primera foto de Torretta ¿eres tú la que está en el suelo??
    Bromas aparte, para mí Torretta el mejor de todos los que nos has enseñado.
    La ahora bautizada mercedes benz Madrid fashion week (nombre más largo que un día sin pan) carece de gancho. Como dijo Modesto Lomba una vez, el único que ha visto que la moda es un negocio es Amancio Ortega. Salvo él, los demás no tienen proyección internacional de peso. Los diseñadores tendrían que luchar con su arma principal, la originalidad. Hacer de la pasarela espectáculo, porque eso sí vende. Así es como Dior vende los millones de complementos y perfumes año tras año. Así es como Valentino vende. Igual que la fórmula uno sirve de escaparate para vender ferraris y mercedes. La gente compra esa marca, no porque le quede bien, para eso va a una tienda barata que también tiene cosas monas e infinitamente más económicas, sino porque quiere reproducir la experiencia de sensaciones que experimenta cuando ve un instante de esa espectacular pasarela. Quiere tener un pedacito de esa sensación de supremacía y espectacularidad que ofrecen los desfiles de alta costura. El sentimiento de unicidad. Mientras esto no ocurra en España, la moda española no tiene arma con la que competir.

    • Patricia

      7 Febrero 2012 at 13:21 Responder

      Brutal crítica. Acertada y muy experimentada. Todavía no entiendo por qué, edición tras edición, los diseñadores españoles tropiezan con la misma piedra. Un abrazo fuerte.

  • Pat Campos

    8 Febrero 2012 at 20:11 Responder

    Un placer encontrarte en todas las semanas de la moda! Ya veo que la foto que t hice ha dado sus frutos! Guapísima! Un besitoooo

    • Patricia

      16 Febrero 2012 at 10:14 Responder

      La foto que me hiciste es LA FOTO:) La mejor que tengo de la MBFWM gracias a ti:)!

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web