Glamour à Paris

Glamour à Paris

Galerías Lafayette

¡No me da tregua! Mi mente me teletransporta una y otra vez a unos Champs-Élysées iluminados con luces monocromáticas. ¡Sí! Yo estuve en París apenas unos días atrás. La cité de la lumière, de l´amour y del GLAMOUR! fue mía durante cuatro días.

De paseo por los Champs-Élysées

La idea de parecer una albóndiga entre Marni Louis Vuitton en L´Avenue Montaigne me parecía una pesadilla. Mis looks “ideales” nunca han casado bien con el frío invernal. Pero mis ángeles de la guarda jamás fallan cuando los necesito: Orejeras Escada, cazadora Moncler, piel bicolor a lo Cruella de Vil, guantes y botas Ugg. Si vas a abrigarte como una albóndiga, ¡al menos hazlo en versión fashion!

Desafiando al frío

Definitivamente, aventurarse a pasear por L´Avenue Montaigne sin una Visa Platino ¡es todo un suicidio! Pero disfruté como nunca haciendo escaparatismo y dudando entre si despilfarrar o invertir mi sueldo en unas sandalias de plataforma Prada, sobre las que no hubiera podido dar más de dos pasos seguidos.

Dior, Avenue Montaigne

Los escaparates de Dior me dejaron sin respiración. OMG!

Más Dior...

By Emilio Pucci

Sin duda, los escaparates de Chanel se llevan el primer premio

Detalle del escaparate de Chanel

Saint-Honoré también me acogió con los brazos abiertos (quizá demasiado). Marc by Marc Jacobs (19 Place du Marché Saint-Honoré) fue mi mejor anfitrión. Gracias a él, ¡al fin encontré mi handbag in black! Ya tenía parte de los deberes hechos (sólo me faltaban algunas shoppings more y una parada técnica en La Durée. ¿Existe algo mejor en el mundo que los macarrons de caramelo?)

La Durée, en Les Champs-Élysées

No tengo palabras... ¡ni fuerza de voluntad!

Handbag, Marc by Marc Jacobs

Una Vespa Primavera en el centro de París. I need one!

En Saint-Honoré... ¡Hasta los coches son vintage!

Paul Smith, rue Saint-Honoré

Fachada de Hermès, en la rue Saint-Honoré

Y cuando mis piernas gritaron stop!, supe que era el turno del Café Marly. Recordaba vagamente el chic francés de este restaurante turístico pero de estilo clásico parisienne, donde tomar una riquísima mozzarella de búfala, steak tartar y ¡pan con mantequilla! Justo lo que necesitaba para continuar con la ruta.

Entrada del Cafe Marly. ¡Decidido! El próximo año mi árbol de Navidad tiene que ser rojo

Bordeamos el Sena cogidos de la mano camino a Saint Germain des Près, el barrio boho-chic por excelencia de París. Lo confieso: Acabé atrapada en Le Bon Marché (38, rue de Sèvres). Un gran almacén excepcionalmente decorado con buen gusto y mucho ¡muchísimo glamour! Creo que enloquecí entre Isabel Marant, Maje, Sandro, Ines de la Fressange, Maloles, Claudie Pierlot…Y perdí el norte. Estas cosas pasan (o “me” pasan). C´est la vie!

Me volví loca con los sombreros de Le Bon Marché

¿Cuál?

Los dilemas ¡me superan!

Creo que no dejé títere con cabeza...

Pero además de recorrer escrupulosamente un itinerario sólo apto para fashionistas, y de contemplar Las Ninfas de Monet en el museo L´Orangerie, me abandoné a los placeres gourmet rodeada del diseño más vanguardista. Anota estos tres pecados mortales en tu directorio VIP a prueba de dietas:

Le Kong (1, rue du Pont Neuf. Tel: 01 40 390 900 ): Cenarás bajo una cúpula de cristal en un restaurante ultramoderno a medio camino entre París y Tokyo, rodeada de butacas Luis XV y sillas de Philippe Starck con dibujos japoneses. Te gustarán las vistas al Sena y la música de la DJ Béatrice Ardisson. Que no falten los raviolis de gambas y el carpaccio de buey “japonese style” en tu menú.

Restaurante Georges: (Place Georges Pompidou. Tel: +33 (0) 1 44 78 47 99): Disfruté de una noche mágica en el restaurante de la sexta planta del centro Pompidou, observando obnubilada la mejor vista panorámica de París. Me encantó: Todas las mesas estaban decoradas con una rosa roja de talle interminable. ¿Lo más? El coulant de chocolate.

Restaurante Georges

Mini Palais (Grand Palais. Avenue Winston Churchill. Tel: 01 42 56 42 42): Un palacete majestuoso de sorprendente diseño moderno en el que probarás las mejores tostadas con foie. Good choice!

Look de noche: Chaqueta bicolor Topshop y turbante Biombo

Para acabar: ¡Está prohibido! irse a dormir sin tomarse un mojito de buenas noches en Andy Wahloo (69 Rue des Gravilliers, 3rd ), un bar escondido y muy kitsch del barrio Le Marais, donde te sentarás sobre cubos de pintura acolchados con cojines de estampado Louis Vuitton. ¿El dress code? Copia a Kate Moss.

6 Comments
  • joseph

    11 Enero 2011 at 17:03 Responder

    Tomo nota de todas las direcciones de Paris me seran muy utiles en mi proximo viaje a la lumiere. Me encanta tu Moncler.

  • Patricia

    11 Enero 2011 at 17:14 Responder

    Gracias Joseph. La Moncler es un regalo… ¿tuyo quizá? Toma nota porque mis sitios ¡te encantarán!

  • Un instante by Poza

    12 Enero 2011 at 15:24 Responder

    Esos zapatitos … parecen de cuento !! Me encantan !!!

  • SeVExAhi

    14 Enero 2011 at 11:21 Responder

    Todo divino! Felicitaciones!
    Comparto la cobertura de Barcelona para Navidad http://sevexahi.blogspot.com/2010/12/navidad-en-las-calles.html

  • SeVExAhi

    14 Enero 2011 at 11:22 Responder

    Todo divino, felicitaciones!
    Les dejo aqui, las fotos de Navidad en Barcelona, espero que lo disfruten!

  • Itziar

    17 Enero 2011 at 13:01 Responder

    Patricia!
    Semana a semana te superas, las fotos son increibles y la verdad es que en tu blog consigues transmitir todo lo que te propones.
    Felicidades de nuevo!
    Un besito

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web