Quiero ser princesa

Quiero ser princesa

Una historia de cuento

Desde el viernes, me acuesto todas las noches mientras la veo, una y otra vez, subida en aquel Aston Martin que llevaba por matrícula el “Just married” más televisado de toda la Historia.

Simplemente, brutal

Para mí, Kate Middleton, ahora Duquesa de Cambridge, nunca dejará de ser aquella chica tímida, de porte elegante y sobrio, que cautivó al príncipe William entre libros de Historia del Arte; y que nos ha hecho soñar a todas con una historia de cuento, y con ese Príncipe Azul que nunca llega (o que ya ha llegado para suerte de algunas). Porque el pasado viernes, las chicas de medio mundo nos manifestamos frente al televisor o frente al tablet de turno: ¡Sí, todas queremos ser princesas!

Y tú, ¿ya has encontrado a tu Príncipe Azul?

 La futura sexta Reina Catherine (¡qué fuerte!) es natural, empática y poco atrevida en sus estilismos. Sus outfits jamás desafían a las críticas, pero pocas veces consiguen hacerse con los aplausos de los expertos.

Siempre correcta, pero sin ganar un sobresaliente

¿Con cuál te quedas? ¡No! al trench blanco... OMG!

El tocado, muy estilo british

De noche se atreve más

Kate “pasa” de las tendencias. Ahora es ella quien las marca. Y si no, que se lo digan a Sarah Burton, quien describe como “la experiencia de su vida” haber sido la artífice del vestido de novia de la Princesa Catalina. Firmas como Annette Carey y Allen B Schwartz ya están comercializando réplicas del célebre vestido. Alexander McQueen jamás volverá a tener una campaña publicitaria igual. Ni falta que le hará. El día que Kate se convirtió oficialmente en Princesa, se erigió (¡al fin!) como la auténtica reina del estilo. Se lo debe a Sarah, a la memoria de McQueen y a sus aires de “niña bien”. ¡Felicidades Kate!

Sarah Burton para Alexander McQueen. ¿Quién dijo que Pippa eclipsó a Kate?

Felicidades porque tras nueve años de amor y paciencia, te has casado con el hombre al que quieres y que más te quiere, felicidades por enseñarnos que la discreción y la sonrisa son las mejores armas de seducción; felicidades por ese maravilloso encaje inglés en Chantilly y Cluny, que huye de los “sencillos” aburridos vestidos de novia, felicidades por esos ojos ahumados que quisieron maquillarse, sin miedo a perder naturalidad; felicidades por convertirte en la Princesa de los ingleses y de los que no lo somos.  

 P.D: Letizia, por favor, cambia de estilista.

 
 

 

 

Tags:
6 Comments
  • Un instante by Poza

    3 Mayo 2011 at 19:47 Responder

    Una preciosa princesa !! Y que bien sienta ver una noticia rosa dentro de tanta tanta noticia de tonos grises y negros… Viva el romanticismo !!! Desde Londres me llegan noticias de que la boda ha sido una autentica fiesta para los londinenses, chicas disfrazadas de novias, todo el mundo en la calle… Que sean muuuy felices !!!

  • Fiamma

    4 Mayo 2011 at 12:18 Responder

    Patiii me encantan tus pd !

    Letizia, con sus miles de retoques incluidos, está a años luz… hay cosas que no se pueden ni retocar ni aprender en tan pocos años…

  • Patricia Perelló

    9 Mayo 2011 at 19:58 Responder

    Totalmente de acuerdo Fiamma. Leti debería apearse del caballo, imbuirse de realidad y asumir que del estilismo, mejor si se ocupa otro.

  • Saray

    11 Mayo 2011 at 08:41 Responder

    Hola guapa, que tal???
    me paos por tu blog porqueayer me hizo mucha gracia. El caso es que te vi en el aeropuerto de Berlin y fuimos en el mismo avión jejeje.
    Un saludo!!!

    • Patricia

      11 Mayo 2011 at 19:39 Responder

      ¡No me lo puedo creer! ¡¡¡Me hubiera encantado conocerte!!!

  • LO QUE EL VIENTO SE DEJO

    25 Mayo 2011 at 12:17 Responder

    Tú ya eres una princesa!!!!!

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web