Amor sin narcóticos

Alex Patricia Sanes Coolhunterdiary

Amor sin narcóticos

Este fin de semana se ha casado mi primo pequeño. Verle como un flan en el altar, esperándola con una emoción contenida que después explosionaría, es una imagen que recordaré siempre. Ella entró nerviosa y, a mitad de camino, no pudo reprimir las lágrimas.

Estuvieron cogidos de la mano toda la ceremonia religiosa, e inauguraron la fiesta posterior con un baile que arrancó la primera coreografía del aperitivo. Ellos seguían pendientes el uno del otro. Y también de nosotros, sus invitados.

Un amor “desvergonzado”

No repararon en besos, caricias ni bailes entre burbujas que nos emocionaron a todos. Como bien dijo el sacerdote en la Iglesia, estábamos celebrando la fiesta del amor; y ellos no se cortaron un pelo. Y yo les doy las gracias por atreverse a ser ellos, unos románticos desvergonzados, delante de 300 invitados.

Aún resuenan en mi cabeza las últimas palabras que, parafraseando al gran Ed Sheeran, mi primo le dedicó a ella mientras tocaba la guitarra: ”porque tú eres perfecta para mí”. Y yo, desde el teclado de mi MAC, escribo esta última línea deseándote, también a ti, un amor sin narcóticos.

Alex Patricia Sanes Coolhunterdiary

Llevo vestido de Tot-Hom

 

 

 

 

2 Comments
  • [email protected]

    3 julio 2018 at 12:14 Responder

    Que bonito el artículo pero el vestido, una maravilla! Me encanta!

    • Patricia Sañes

      5 julio 2018 at 14:16 Responder

      ¡El vestido te pega todo mi queridísima Eli!
      XOXO,
      P.

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web