Catalina

La Abuela Cati

Catalina

Me disfrazaba con tu bata de seda azul los domingos por la tarde. Ahora ya no la arrastro. Perfumabas mis muñecas para enseñarme a saludarle. El espejo era nuestro único testigo. Me ponía mis zapatos verdes cuando salía a cenar contigo. Nada mejor que la carne rebozada de Mas Nadal. Te empolvabas la nariz con unos algodones que guardabas en un pequeño recipiente de cerámica. Te lo había regalado tu primer amor. He heredado tus cejas en forma de «V» invertida. Y hoy sigues en mi mesita de noche vestida con un abrigo de leopardo. En la foto sales junto a un niño. Es papá. 

La Abuela Cati

6 Comments
  • Avatar

    Marta

    16 septiembre 2019 at 14:59 Responder

    Que bonito!!❤️

    • Avatar

      Ester

      16 septiembre 2019 at 18:04 Responder

      Que escritos con tanto recuerdo y sentimiento

      • Avatar

        Patricia Sañes

        30 septiembre 2019 at 13:35 Responder

        ¡Gracias Ester!
        Abrazo enorme,
        P.

  • Avatar

    Marta

    16 septiembre 2019 at 15:39 Responder

    Que bonito

  • Avatar

    [email protected]

    17 septiembre 2019 at 13:36 Responder

    Me encanta como lo cuentas, la adorabas y admirabas.

    • Avatar

      Patricia Sañes

      30 septiembre 2019 at 13:35 Responder

      ¡Totalmente!
      Gracias Pilu.
      XOXO,
      P.

Post a Comment

Mensaje*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

Nombre*

Email*

Sitio web